Hombre se reencuentra con su mascota.
AP
16 agosto 2022
Claudia Contreras
Tendencia

Hombre se reencuentra con su mascota desaparecida; estaba en una cueva

Después de dos meses perdido, exploradores se encuentran con mascota en cueva y lo ayudan a salir para que se reencuentre con su dueño y su amigo peludo.

Un hombre se reencontró con su mascota dos meses después de haberse escapado de su hogar. Recibió un mensaje de texto donde le avisaban el avistamiento de un perro en una cueva cercana.

Fue el pasado 9 de junio, que una pareja de perros se escapó de casa, según Bohnert, ya había sucedido antes, y en el área rural cerca de Perryville, en el este de Missouri, generalmente no era gran cosa. Los perros correteaban por los campos, tal vez perseguían algo y luego regresaban a casa.

Entrevista a la Banda La Santísima Voladora orgullosamente mexicana

Sin embargo, en esta ocasión fue diferente pues cuando Bohnert, se despertó a la mañana siguiente, Summer estaba de vuelta en casa pero Abby no.

“Nunca se separan”, dijo. “Pensé que algo malo había pasado. Quiero decir, ella es vieja. Ella simplemente podría dejarse vencer por el calor”.

Bohnert publicó sobre su perro desaparecido en Facebook, se acercó a los vecinos y se comunicó con la policía, pero nadie había visto a Abby.

Te recomendamos: León: Detienen a implicado en robo multimillonario a camión de valores

Familia exploradora se encuentra con el perro

El 6 de agosto, Gerry Keene y otros cinco adultos, junto con cinco niños, acababan de ingresar a la cueva Berome Moore, planeando un día de exploración. Uno de los niños corrió delante del grupo y le gritó a su papá: “Aquí hay un perro”.

“Su padre dijo, no, no lo hay”, dijo Keene.

Sin embargo, si estaba aunque no en las mejores condiciones.

“Estaba acostada allí hecha un ovillo”, recordó Keene. “Ella levantó la cabeza y nos miró, pero no respondió a las órdenes verbales. Parecía que estaba bastante cerca de terminar”.

Keene solicitó la ayuda de otro espeleólogo que casualmente estaba allí, Rick Haley. Sabían que Abby no podría hacer la caminata estimada de 500 pies de regreso a la entrada, especialmente porque estaba a través de pasillos estrechos y subiendo una pendiente empinada.

Te recomendamos: Vuelca camioneta con trabajadores de San Luis de la Paz; hay un muerto

Haley estaba capacitado en rescates en cuevas y recuperó una bolsa de lona y una manta de su camioneta. Pusieron la manta dentro de la bolsa, luego el perro, que inmediatamente se acostumbró a la cálida manta después de semanas acostado en el barro frío.

Aún así, sacar a Abby fue complicado dada su fragilidad.

“Era fundamental que no la maltratásemos”, dijo Haley. En las áreas rocosas a través de pequeños pasadizos, “la llevábamos una distancia corta, la bajábamos, luego nos movíamos delante de ella, la llevábamos hacia atrás, la recogíamos y la poníamos frente a nosotros”. Lo describió como “una especie de salto de rana”.

Poco después de encontrar inicialmente a Abby, Keene fue brevemente a algunas casas cercanas para ver si a alguien le faltaba un perro. Un vecino se acercó a Bohnert, que vive lo suficientemente cerca del sitio de la cueva como para poder verlo desde su casa.

Fue allí asumiendo que no podía ser Abby. ¿Cómo podría un perro de 13 años haber sobrevivido a semejante calvario?

Para su asombro, ella lo hizo, y aproximadamente una hora y media después de que comenzara el rescate, estaba fuera. Uno de los rescatistas le dio a Abby un bocado de carne.

Te recomendamos: Mujer denuncia a presunto acosador de Celaya; la grabó debajo del vestido

¡Suscríbete a nuestro boletín de TV Azteca Bajío en Google News!
Contenido relacionado
×